Día de Novicios

Con el fin de mantener viva la llamada permanente al espíritu de oración y devoción, los novicios, junto con la fraternidad, nos reunimos en el Coro a las 7h15 para rezar el Oficio de Lecturas así como las Laudes. Justo después del Oficio coral, bajamos a la Iglesia para celebrar la Misa de fraternidad a las 08h. Según, la semana, un hermano novicio se encarga del acolitado.

Después del desayuno y de un tiempo personal de aseo, nos disponemos a asistir a las clases diarias con los formadores (Franciscanismo, Historia, Legislación, Liturgia, teología espiritual y de la vida religiosa) hasta las 10h30. Acto seguido, dedicamos dos horas al trabajo manual.

Cabe señalar que los jueves vamos, por la mañana, a la residencia de los abuelitos desamparados y por la tarde asistimos a un encuentro de formación de Confer con los otros jóvenes novicios de esta zona.

A continuación del rezo de la Hora Intermedia a las 13h15, comemos y descansamos hasta las 15h30 donde se abre un tiempo de estudio y reflexión que concluye a las 18h15 al finalizar la segunda tanda de clases que tenemos por la tarde.

A partir de las 19h, se nos convida al Coro a realizar una hora de oración personal en fraternidad. Posteriormente, una vez rezadas las Vísperas, bajamos a cenar. Se abre por fin un tiempo de recreo fraterno y vamos a descansar a las 22h.

Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Política de privacidad. politica de cookies.

  
ACEPTAR