Presentación de un nuevo libro franciscano

El pasado 9 de noviembre se celebró la fiesta del beato Juan Duns Scoto en el Instituto Teológico de Murcia. Con tal fin se presentó la obra póstuma del profesor franciscano del ITM y de la Pontificia Universidad Antonianum fr. Isidoro Guzmán Manzano, obra editada por fr. Francisco Martínez Fresneda ofm.

En la presentación de la obra «Hacia una Teología de Jesús» estuvo acompañado por el profesor D. Vicente Llamas Roig, discípulo del P. Isidoro en el estudio y reflexión de Scoto.

Para conocer más la obra presentamos la siguiente reflexión en torno a libro:

Ningún teólogo del Medioevo se ha atrevido a elaborar una Cristología histórica como el Doctor Sutil J. Duns Escoto. Escribe el P. Manzano en la Introducción:  «Si yo he dedicado horas y horas a estudiar la Cristologia de Escoto ello ha sido en función de una doble intención: ofrecer, en esta primera parte del tercer milenio, una figura de un Cristo que nos pueda enamorar, y hacer ver la grandeza de un teólogo enamorado de Cristo, tan desconocido por unos y otros». Tres temas fundamentales desarrolla el P. Manzano en esta obra póstuma.

1.- Jesús ocupa el lugar de Dios en los tres principios en los que se apoya la experiencia religiosa israelita: creación, reconciliación y salvación para siempre. En Jesús decidió Dios que residiera la plenitud; que por medio de él todo fuera reconciliado consigo, haciendo las paces por la sangre de su cruz entre las criaturas del cielo y de la tierra» (Col 1,18-20). Y no sólo es primogénito en el orden de la creación, sino también en el de la salvación. La salvación lleva consigo, además, la reconciliación de todo lo creado en Jesucristo. Este es el beneplácito de Dios. Por último,  Dios lo constituye como juez de la historia humana (cf Mt 25,34ss)

2.-  Ante esto Escoto parte de un hombre, de Jesús en concreto y de hecho personalizado por el Verbo como el Primero querido por Dios y en quien fueran queridos todos los hombres que se salvarán. Se trata de un hombre y solo de un hombre. Pero se trata de un hombre singular que fue agraciado por Dios con la máxima gracia suma para ser beatificado en el frui supremo de un inmenso amor de caridad mutuo y recíproco con Dios Trino y que constituye la suma amistad. Se trata de lo hecho y dicho por Dios para con Jesús de Nazaret.

3.-  Cuando se trata de la Encarnación, lógicamente se entiende que el Logos se encarna, viene a esta vida para salvarnos. Por eso es la razón última que Dios tiene para enviar a su Hijo es el pecado humano, que nos condena (cf Rm 5,12; 3,22-23;  5,12; 1Cor 15,21-22). Sin embargo,  Escoto parte de la predestinación de Jesucristo y su posición de preeminencia en el Universo, siguiendo también a Pablo: «Rom 8,29: Por otra parte, sabemos que a los que aman a Dios todo les sirve para el bien; a los cuales ha llamado conforme a su designio. Porque a los que había conocido de antemano los predestinó a reproducir la imagen de su Hijo, para que él fuera el primogénito entre muchos hermanos (Rm 8,29). Porque Dios lo ha enviado por amor: Jn 3,16: «Tanto amó Dios al mundo que ha enviado a su hijo para salvar al mundo no para condenarlo». La Encarnación, es la máxima obra de Dios ad extra, no debe estar ligada sólo al pecado del hombre. La encarnación se hubiese dado en cualquier caso, porque suponía desvelar la auténtica finalidad de la creación: Dar a Dios la gloria que le corresponde por su Hijo (Rep. Paris., III d 7 q 4). La Encarnación, y la salvación que conlleva, no surge de algo exterior a Dios, el pecado, sino del mismo ser de Dios que es Amor misericordioso, Verdad y Libertad (Ibíd., d 20 q 1).  

También si quieres volver a ver la presentación la puedes seguir en el canal de youtube del ITM 

Puedes encontrar el libro aquí

ozio_gallery_nano

Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Política de privacidad. politica de cookies.

  
ACEPTAR