Crónica 6. Capítulo General

El sábado 16 de mayo se desarrolló la 6ª jornada capitular, que ocupó solamente el horario de la mañana. La reunión comenzó con la comunicación de una triste noticia: el fallecimiento de los hermanos Fr. Olivo TONDELLO de la Provincia de la Inmaculada en Brasil y Fr. Darío CARRERO MORALES, Custodio de Puerto Rico y del Caribe, que fuera perito en el Capítulo del 2009. Todos los capitulares se unieron en un momento de oración por los ambos hermanos.

 El trabajo del día, animado por el moderador para la lengua inglesa, Fr. John Puodziunas, estuvo dedicado principalmente a la presentación de las conclusiones surgidas de la reflexión en los Grupos Capitulares sobre el Instrumentum Laboris.

Los distintos secretarios dieron cuenta de unas conclusiones que aportaron numerosas inspiraciones y sugerencias de cara a la elaboración de propuestas para el que será Documento Final del Capítulo.

A continuación, en diálogo abierto en la misma Sala Capitular, se abrió un turno de intervenciones en la que los Hermanos Capitulares destacaron la importancia de centrar la reflexión en los desafíos que plantea «nuestro tiempo» -de acuerdo con lo que inspira el mismo lema del Capítulo-; también se insistió en que las conclusiones que surjan del Capítulo habrán de nacer de la reflexión común, y deben suponer propuestas prácticas y realistas, que aporten una metodología concreta para aplicar en las fraternidades. Por otra parte, se recuperó la idea, ya surgida en el Capítulo General del 2009, de realizar algún gesto que resulte verdaderamente profético y que podamos presentar como signo a la sociedad. Finalmente, se insistió en la necesidad de evitar que la problemática interna de la Orden haga que la reflexión capitular sea exclusivamente autorreferencial, sin escuchar la voz de Dios que nos habla por los signos de nuestro tiempo. Asimismo, se subrayó que para elaborar propuestas esenciales, claras y concretas, es necesario que cada uno de nosotros esté dispuesto a «salir» de su visión de las cosas, en una escucha atenta del otro para encontrar una comunión de ideas.

La riqueza de la reflexión y el diálogo compartido fue creando en los capitulares un ánimo de confianza y esperanza, con el que, prácticamente, se concluye la primera semana del Capítulo General 2015. Nos espera un fin de semana con tiempo a disposición para el descanso y la peregrinación a los lugares que acompañaron el nacimiento de la experiencia franciscana.

Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Política de privacidad. politica de cookies.

  
ACEPTAR