La conversión de San Pablo

Marcos (16,15-18)Evangelio según san Marcos (16,15-18)

 En aquel tiempo, se apareció Jesús a los Once y les dijo: «ld al mundo entero y proclamad el Evangelio a toda la creación. El que crea y se bautice se salvará; el que se resista a creer será condenado. A los que crean, les acompañarán estos signos: echarán demonios en mi nombre, hablarán lenguas nuevas, cogerán serpientes en sus manos y, si beben un veneno mortal, no les hará daño. Impondrán las manos a los enfermos, y quedarán sanos.»
Palabra del Señor

Le rodeó una gran luz y quedó ciego, hasta que recobró la vista momentos antes de ser bautizado. No obstante, Pablo, como buen judío, se creía defensor de la causa de Dios de modo apasionado y celosamente. Él haría castigar a los adeptos a la doctrina de Jesús, no podía permitirse que el error y la herejía se multiplicara. Volaba camino de Damasco, donde se decía que estaban arraigando la secta cristiana y allí permaneció envuelto en aquella noche, escrutando la llamada que le había desquiciado por completo en el camino hacia aquella ciudad. Al tercer día vio con claridad, y enseguida se puso a predicar que "Jesús es el Mesías". En Pablo, el Resucitado había suscitado al apóstol que iba ensanchar los límites de la Iglesia hasta los confines del mundo, donde existen pueblos que caminan en tinieblas, para que estos pueblos reciban gran luz y esperanza por la fe.
Hoy al celebrar la conversión de San Pablo concluimos también el octavario de oración por la unidad de los cristianos con el que hemos pedido a Dios el don de la unidad para todos los que tenemos una misma fe en el Dios del amor, Padre de nuestro Señor Jesucristo.
Jesús, en el Evangelio nos invita a compartir su misión. Como él, estamos ungidos por el Espíritu Santo. No habla de “periferias” o de “Iglesia en salida”, pero nos lo dice claro. “Id, poneos en camino”. Jesús y el Papa Francisco sintonizan. Si confiamos, Dios dará la idoneidad y los recursos para la misión; no hacen falta otros títulos. Siempre, hemos de preguntarnos los seguidores de Jesús: y a mí y a mi Iglesia, ¿qué señales nos acompañan en el anuncio del Evangelio?

¡Paz y Bien!

Evangelio y Reflexión del día.
Por Fray Manuel Díaz Buiza

VOX Franciscana: Formación OFS y JUFRA …

30-03-2020

...

Continuar Leyendo

San Francisco cura a un hombre de Lérida

29-03-2020

...

Continuar Leyendo

Cardenal Ouellet a las Clarisas de Asís …

27-03-2020

...

Continuar Leyendo

La Tierra Santa: La basílica del Santo …

26-03-2020

...

Continuar Leyendo

Fr. José Adolfo Larregain OFM, obispo a …

23-03-2020

...

Continuar Leyendo

Coronavirus: Carta del Ministro general

12-03-2020

...

Continuar Leyendo

Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Política de privacidad. politica de cookies.

  
ACEPTAR