Nadie puede manejar a Dios

Juan (6,24-35)Evangelio según san Juan (6,24-35)

 En aquel tiempo, al no ver allí a Jesús ni a sus discípulos, la gente subió a las barcas y se dirigió en busca suya a Cafarnaún.
Al llegar a la otra orilla del lago, encontraron a Jesús y le preguntaron: «Maestro, ¿cuándo has venido aquí?»
Jesús les dijo: «Os aseguro que vosotros no me buscáis porque hayáis visto las señales milagrosas, sino porque habéis comido hasta hartaros. No trabajéis por la comida que se acaba, sino por la comida que permanece y os da vida eterna. Ésta es la comida que os dará el Hijo del hombre, porque Dios, el Padre, ha puesto su sello en él.»
Le preguntaron: «¿Qué debemos hacer para que nuestras obras sean las obras de Dios?»
Jesús les contestó: «La obra de Dios es que creáis en aquel que él ha enviado.»
«¿Y qué señal puedes darnos –le preguntaron– para que, al verla, te creamos? ¿Cuáles son tus obras? Nuestros antepasados comieron el maná en el desierto, como dice la Escritura: "Dios les dio a comer pan del cielo."»
Jesús les contestó: «Os aseguro que no fue Moisés quien os dio el pan del cielo. ¡Mi Padre es quien os da el verdadero pan del cielo! Porque el pan que Dios da es aquel que ha bajado del cielo y da vida al mundo.»
Ellos le pidieron: «Señor, danos siempre ese pan.»
Y Jesús les dijo: «Yo soy el pan que da vida. El que viene a mí, nunca más tendrá hambre, y el que en mí cree, nunca más tendrá sed.»
Palabra del Señor

¡Me buscáis, no porque hayáis visto signos, sino porque habéis comido pan!
Jesús se queja cuando lo buscamos por puro interés y esta imagen de Dios es inadmisible.
Este es siempre el mayor de los peligros para los que seguimos a Dios: hacerlo a nuestra medida, buscar solo el Dios que nos satisfaga nuestras necesidades. Queremos hacer de Dios un Dios-panadero y Él huye.
El Dios de la fe está siempre en el silencio de la adoración, cuando su rostro se transparenta en las huellas de su presencia. Solo Dios habla bien de Dios, y solo Cristo es "el intérprete" del Padre: "lo que tenéis que hacer es creer en el que me ha enviado".
Jesús se fue de allí e invitó a que lo siguieran. Nadie puede manejar a Dios.
¿Tú, realmente, porque sigues a Jesús?

¡Paz y Bien!

Evangelio y Reflexión del día.
Por Fray Manuel Díaz Buiza

EL MINISTRO GENERAL POSITIVO A COVID.

25-09-2021

...

Continuar Leyendo

ANUNCIO DE LOS NOMBRAMIENTOS OFICIALES

15-09-2021

...

Continuar Leyendo

La Profesión de los novicios

09-09-2021

...

Continuar Leyendo

BEATIFICACIÓN DEL VENERABLE MAMERTO ES …

03-09-2021

...

Continuar Leyendo

DOCUMENTO FINAL DEL CAPÍTULO GENERAL 20 …

01-09-2021

EnglishEspañolItalianoFrançaisePortuguês – Magyar

Continuar Leyendo

Carta del Ministro general en el día de …

14-08-2021

...

Continuar Leyendo

Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Política de privacidad. politica de cookies.

  
ACEPTAR