Reinando desde la Cruz

Juan (18,33b-37)Evangelio según san Juan (18,33b-37)

 En aquel tiempo, dijo Pilato a Jesús: «¿Eres tú el rey de los judíos?»
Jesús le contestó: «¿Dices eso por tu cuenta o te lo han dicho otros de mí?»
Pilato replicó: «¿Acaso soy yo judío? Tu gente y los sumos sacerdotes te han entregado a mí; ¿qué has hecho?»
Jesús le contestó: «Mi reino no es de este mundo. Si mi reino fuera de este mundo, mi guardia habría luchado para que no cayera en manos de los judíos. Pero mi reino no es de aquí.»
Pilato le dijo: «Conque, ¿tú eres rey?»
Jesús le contestó: «Tú lo dices: soy rey. Yo para esto he nacido y para esto he venido al mundo; para ser testigo de la verdad. Todo el que es de la verdad escucha mi voz.»
Palabra del Señor

Celebramos hoy la fiesta de Jesucristo rey del universo.
Para saber realmente cómo reina Jesús tenemos que contemplarlo al final de su vida:
Pilato le dijo: con que ¿tú eres rey? Jesús le contestó: -tú lo dices: Soy Rey. Y más tarde, sobre la cruz aparecerá un letrero:“Jesús Nazareno, rey de los judíos”. ¿Un rey maniatado y crucificado?¿Qué manera de reinar es ésta?
Jesús mismo, en este evangelio, nos da la clave para aclarar este asunto:
“Mi reino no es de este mundo” por eso no se ajusta a nuestras coordenadas y choca, tan de frente, con nuestra mentalidad: supone un cambio profundo, un estilo nuevo de ser. Es como si nos dijera Jesús: se equivocan los que quieren que mi Reino avance a golpe de condenaciones. Se equivocan los que busca sentarse a mi derecha, cuando aquí lo que importa es ser el último. Se equivocan cuantos pretenden que este Reino sea suyo en exclusiva, olvidando que yo vine para que todos tengan vida. Se equivocan quienes lo buscan por caminos de prestigio, o pretenden comprarlo con el dinero de sus arcas. Se equivocan los que llegan a él cargados de recomendaciones, pero vacíos de buenas obras. Se equivocan los que olvidan que, en mi Reino, la última palabra de la justicia es el perdón, y el mayor título de gloria es el servicio.
Pero también Jesús dice: “Tú lo dice: soy Rey” Mi Reino es diferente, si; pero es, al mismo tiempo, un Reino absoluto.
Por eso, se equivocan todos los que, diciendo que son de los míos, y andan hincando también sus rodillas ante otros señores, como el oro o la espada. Se equivocan también los que pretenden que yo reine solo un día cada semana, o quieren impedirme que salga de los templos para meterme en las fábricas y en los estadios, en las reuniones de los políticos y en los prostíbulos. Se equivocan los que intentan, por cualquier medio, aguar el vino de mi Palabra para quitarle fuerza, para acomodarla a su mediocridad....
Sí. Yo soy el Señor y no hay otro. Diferente, sí, pero, por eso mismo, el único absoluto. Clavado en una cruz, pero, precisamente desde ella reinando sobre el mundo.
¡Viva Cristo rey!
¡Feliz Domingo!

¡Paz y Bien!

Evangelio y Reflexión del día.
Por Fray Manuel Díaz Buiza

Visita del Ministro General a los Estado …

03-12-2021

...

Continuar Leyendo

En Greccio se abre el camino hacia los 5 …

01-12-2021

...

Continuar Leyendo

Visita del Vicario General a Ecuador

01-12-2021

...

Continuar Leyendo

La capacitación “Derechos Humanos y M …

01-12-2021

...

Continuar Leyendo

Fraternitas 12.2021 (No. 294)

01-12-2021

“Fraternitas” (Deciembre de 2021) está en línea y se puede descargar en diferentes idiomas.

English – Español – ItalianoDeutsch – Français – Hrvatski – Polski – Português

 

 

Continuar Leyendo

La Provincia de la Inmaculada Concepció …

30-11-2021

...

Continuar Leyendo

Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Política de privacidad. politica de cookies.

  
ACEPTAR